Esta heroica historia ocurrió en Argentina. Un barrendero le salvó la vida a un niño de 2 años tras hacerle una maniobra de respiración cardiopulmonar (RCP), luego de que el pequeño sufriera una convulsión mientras jugaba.

Alcides, como se llama el héroe de esta historia, trabaja todos los días barriendo las calles en la ciudad de Pilar, cerca de Buenos Aires, Argentina. Fue en un barrio de esa zona que, mientras hacía su labor, una mujer pidió auxilio para salvar a su hijo. Definitivamente, sin su actuar, la historia pudo ser otra.

El pequeño Noah había amanecido con fiebre, relata la madre del menor, y mientras cambiaba a su hijo de 5 meses, se percató que su hijo mayor estaba sufriendo convulsiones. “Me doy vuelta y veo que Noah estaba tirado en el piso, duro, con los ojos para atrás”, contó la madre, saliendo a pedir inmediatamente auxilio a la calle.

Para fortuna de ella y del pequeño, el barrendero estaba cerca y actuó por instinto. “Escuché los gritos, pero no veía nada. Hasta que vi a la criatura, tiré el escobillón y fui corriendo”, contó a La Nación, revelando que había cambiado su rutina por perder un guante, lo que lo obligó a volver al barrio donde ocurrió todo.

Tras correr a ayudar, Alcides agarró a Noah, lo acostó y empezó a aplicarle maniobras de RCP, para que volviera a respirar. Sin embargo, ello no ayudó mucho ya que no reaccionaba y salió por ayuda, frenando una camioneta de un vecino que lo llevó al hospital.

La madre llegó minutos después al centro asistencial pues volvió por su otro hijo de 5 meses, y ahí los doctores le explicaron que la convulsión fue por la fiebre y que la ayuda del barrendero le salvó la vida, pues los primeros 10 minutos de asistencia son esenciales.

“Es la primera vez que hago RCP. No lo aprendí en ningún lado, sólo lo vi en la tele en un programa de Discovery”, confesó Alcides.

 

Barrendero le salvó la vida a un pequeño bebé en Argentina
Te gusto Recuerda votar