Si consideras que tu hijo es un bebé de alta demanda, te dejamos estas recomendaciones y consejos que te ayudarán a que la convivencia en el hogar sea mucho mejor.

Un bebé de alta demanda nos exige muchísimo, mucho más que la mayoría de los bebés, tanto es la demanda que podemos sentirnos que no somos buenas mamás porque “no logramos entender ni satisfacer a nuestros bebés”. No importa que hagas, nunca está satisfecho.

Tener un bebé de alta demanda suele ser súper frustrante para nosotras como mamás, pues constantemente ponen en dudas nuestras habilidades de ser madres.

¿Tu bebé llora constantemente? ¿Pareciera que tu bebé siempre está hambriento? ¿El niño pide a gritos dormir contigo mamá? ¿Quiere que lo atiendas a él o a ella primero?¿Quiere estar todo el tiempo contigo? ¿Tu bebé te agota y te sientes frustrada?¿Siempre quiere algo más? ¿y nunca deja de llorar?

Si te sentiste muy identificada con estas preguntas puede que tengas un bebé de alta demanda.

Veamos algunos consejos y recomendaciones que nos ayudarán a no desesperarnos y brindarles las mejores herramientas para su crecimiento positivo a nuestro bebé de alta demanda:

-Es fundamental no etiquetarlo. Es decir, que no se hable de él siempre como el intenso, el llorón…

-De la misma manera, es esencial que los padres tengan claro que no hay que satisfacerlo a toda costa. Es importante que los adultos sepan que no deben siempre optar por darle lo que pide con tal de no oírle llorar o lamentarse. Desde temprana edad debe aprender que no se puede conseguir todo lo que se desea cuando se quiere y también debe comenzar a entrar en contacto con la frustración.

-El refuerzo positivo es fundamental en la educación y cuidado del bebé de alta demanda. Por ese motivo, los adultos tienen que optar por darle cariño y palabras afectuosas cuando se encuentra tranquilo, cuando no está enfadado e irascible.

-Otra medida que hay que tomar es la de no apostar solo por el castigo dejando de lado el cariño. Según muchos psicólogos y pedagogos, el amor es la mejor manera de enseñar a los más pequeños.

Cómo criar a un bebé de alta demanda
Te gusto Recuerda votar