Seguro todas queremos hijos listos que puedan desenvolverse sin problemas en el mundo y vayan siendo niños independientes. Aunque parte de la inteligencia es genética, también es importante darle la estimulación correcta a los bebés para que se vuelvan niños inteligentes. Ya te hablamos de la estimulación temprana para desarrollar sus sentidos, hoy veremos cómo desarrollar la inteligencia.

Cambia sus juguetes

Déjale a tu hijo unos pocos juguetes y el resto se los guardas. Luego de un par de días, cámbialos. Guarda los que estaba usando y preséntale algunos nuevos. De esta manera captarán más su atención y recibirá mejor los estímulos que los juguetes ofrecen, como su color, textura o sonido.

Llévalo en brazos por la casa

Estimular la inteligencia de tu bebé es muy sencillo, un paseo en brazos por la casa lo ayudará. ¿Cómo? Estimularás su vista con cada nueva habitación y decoración, además de ayudarlo a situarse en el espacio. Si además lo vas meciendo suavemente fomentarás su sentido del equilibrio.

La siesta

Los niños duermen muchas horas al día y es normal y necesario para ellos que tengan una siesta. Sin embargo, debe aprender a diferenciar este momento de la ida a dormir por la noche. Cuando tome una siesta no le pongas pijama y deja la habitación en penumbra, no totalmente a oscuras. Esos detalles lo harán comprender que el día y la noche son momentos distintos y lo ayudará a habituarse al ritmo familiar.

Aprovecha el cambio del pañal

Cuando le cambies el pañal mueve sus brazos y piernas, con delicadeza. Así el bebé aprenderá que estas parte son suyas y se hará una idea de cómo es y cuáles son los límites de su cuerpo.

Ten un orden al vestirle

Cuando lo vistas y desvistas sigue siempre el mismo orden. Así tu hijo podrá anticiparse a los que viene, algo que le enseñará a moverse por el mundo, se relajará y tolerará mejor el momento.

Socializar

Para fomentar su lado sociable pon a tu hijo cerca de otros niños. Aunque aún no jueguen, estar cerca de otros bebés lo ayudará a potenciar la sociabilidad. Túmbalo junto a primos o hijos de amigos. En el parque siéntate cerca de otros niños, será un primer paso.

Sacarlo a pasear

Así como pasear por la casa es importante, también lo es salir a otros lugares. Explorar nuevos paisajes y ver a otras personas lo vuelve más receptivo y lo ayuda a no ser tan tímido. No importa si siempre es el mismo camino, las rutinas le dan seguridad. Además siempre habrá un nuevo detalle que no vio antes y que puede descubrir.

De vez en cuando cambia de lugar la cuna

Sobretodo cuando pasa mucho tiempo acostada, cambia la cuna de vez en cuando. Esto hará que pueda mirar otras cosas y se sienta estimulado. Si tienes algún móvil, al igual que con los juguetes, cámbialo de vez en cuando para que tenga otra que mirar.

Darle de mamar

Este puede ser un punto polémico, ya que a veces hay madres que no pueden dar leche materna por diferentes razones. La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé, pero si por alguna razón no puedes no es el fin del mundo. Lo importante es que ese momento sea de los dos, que sea un espacio donde se sienta querido y protegido, además de estrechar el vínculo contigo.

Si no puedes dar leche materna, no hay problema, pero intenta ser tú quien lo alimente, no siempre una persona diferente. Recuerda que las rutinas le dan seguridad.

Dale a probar de tu plato

Cuando ya pueda comer algo más sólido dale d e probar un poco de lo que tienes en tu plato. Ojo, que sean cosas que pueda masticar y comer. Esto hará que se sienta mayor al comer como tú, estimulará su gusto lo que hará que esté más dispuesto a aceptar nuevos sabores.

Aunque no lo creas estos pequeños detalles estimularás su inteligencia. Será un niño más listo, situado en el espacio y con los sentidos más desarrollados. ¡No pierdas más tiempo y pon en práctica estos tips!

 

Cómo estimular la inteligencia de tu bebé
Te gusto Recuerda votar