El ciberbullying o ciberacoso puede tener consecuencias graves para la estabilidad mental de tu hijo. Aquí te contamos qué es y cómo saber si tu hijo lo sufre.

Conocido como ciberacoso, ciberbullying, acoso virtual o acoso cibernético, consiste en el uso de la comunicación digital (como internet, redes sociales o mensajes de texto) para ejercer acoso psicológico entre pares.

Es decir, el ciberbullying no se trata del acoso o abuso de índole estrictamente sexual ni los casos en los que personas adultas intervienen. Por lo tanto, tiene que haber menores en ambos extremos del ataque para que se considere ciberbullying. Si hay algún adulto, entonces estamos ante algún otro tipo de acoso.

Generalmente el ciberacoso se realiza mediante ataques personales, subiendo de forma repetida fotos o contenido que denigran a otra persona con el fin de que se moleste, se sienta triste o tenga miedo.

Algunos ejemplos de ciberbullying son: enviar mensajes instantáneos o en un chat para herir a una persona, publicar fotos o videos vergonzosos en las redes sociales y crear rumores en línea.

¿Cómo detectar el ciberbullying?

Para saber si nuestro hijo está siendo víctima de ciberacoso debemos estar muy atentos a las señales que nos muestre durante el uso de internet en el celular o el computador.

La información sobre las nuevas tecnologías y el mal uso de ellas es menor entre los padres, pues no crecimos con internet como sí lo hicieron nuestros hijos.

Si ves que tu hijo sabe más que tú de internet, lo que primero que debes hacer es ponerte al día. Para ellos el internet es su mundo, sobretodo cuando tienen un celular que llevan a todas partes. Crean cuentas en distintas redes sociales, publican fotos sin parar, cuentan lo que están haciendo y dónde, etc.

Por lo tanto, nuestro trabajo empieza por informarnos de cómo funciona internet, de la privacidad de las redes sociales y de los controles parentales. De saber dónde entran y dónde no y lo que pueden leer mientras navegan por la red.

Los padres debemos estar informados para poder ayudarlos, para saber qué clase de amigos aceptan, para controlar las horas que pasan en el ordenador, o quien les llama o les envía mensajes o WhatsApp al celular.

Después de informarnos podremos educarlos en el buen uso. Y también detectar comportamientos no usuales en ellos que pueden ser un indicio de que sufren ciberacoso, como:

-Tu hijo oculta lo que está haciendo en el computador cuando te acercas.

-Recibe llamadas o mensajes de texto al celular que lo ponen nervioso.

-Cambios bruscos de humor al mirar el celular, WhatsApp, redes sociales, etc.

-No explica nada de lo que hace mientras está usando internet, no comparte con la familia.

-Se asusta fácilmente si le decimos que lo llaman, o que tiene mensajes.

-Se altera con facilidad si entras sin avisar a su pieza mientras está usando el celular o el computador.

Todas estas conductas pueden ser indicios de que tu hijo está siendo víctima de ciberbullying, y en el futuro te contaremos lo que debes hacer en caso de que descubras que tu hijo sufre ciberacoso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo saber si a tu hijo le hacen ciberbullying
Te gusto Recuerda votar