El embarazo es una etapa en la vida de la mujer tan maravillosa y única, que vale la pena disfrutarla. Y el tiempo pasa tan rápido que no te darás cuenta cuando estés a punto de dar a luz. Así que para que la espera te sea entretenida e inolvidable, te dejo unas ideas para que realices en compañía y complicidad de tu círculo más cercano.

Registro en imágenes:

La transformación que experimentará tu cuerpo es inminente. Así que te sugiero fotografiar mes a mes cada cambio en el desarrollo de tu embarazo. Para esto, puedes escoger una misma tenida que te guste mucho y te acomode. Será una linda y divertida experiencia, ya que verás como la misma ropa te va quedando más ajustada.

Por ejemplo, puedes ponerte un lindo vestido que en el último mes lo más probable es que te quede como polera. O si eres más osada, un lindo bikini o ropa interior, hará relucir tu pancita y los cambios serán evidentes y las imágenes, preciosas. La elección del lugar también es importante, puede ser al aire libre o al interior de tu hogar.

Una buena idea es incluir un cartel simple con las semanas de tu embarazo, con alguna frase bonita, como por ejemplo: “12 semanas junto a ti”. Y, por último, tú eliges si sales sola en las fotografías  o incluyes a tu pareja o alguna persona especial que quisieras que te acompañe en este hermoso recuerdo. ¡Pueden lograr tiernas imágenes!

Cartas a tu hijo:

Cuando estás embarazada te pones más sensible de lo normal. Y considero que hay que aprovechar las emociones y dejarse llevar. Una buena opción es escribirle cartas al pequeño ser humano que crece en tu vientre.

No necesitas más que amor para que las letras comiencen a fluir. Tienes al menos 9 meses para hacer un compilado de tus emociones. Puedes dirigirte directamente a tu hijo y contarle cómo te sientes con tu embarazo, lo que esperas y cuánto lo anhelas y quieres.

Incluso, puedes hablarle de tus miedos, anécdotas y contarle esos secretos que sólo compartes con tu almohada. Después del nacimiento, puedes imprimirlos si es que lo hiciste digitalmente o, encuadernarlos si lo has hecho a mano y, así obtener un lindo libro. Y luego, ¡echas a volar tu imaginación!… decorar una linda tapa, agregarle fotos, etc.

Lista de nombres:

Definitivamente elegir el nombre de tu bebé es una tarea que parece fácil, pero que en la práctica no lo es tanto. Así que para que sea un recuerdo bonito, te recomiendo hacer una lista con tus “top ten” y a medida que vaya pasando el tiempo, puedes ir seleccionando y/o descartando, hasta llegar al o los elegidos.

Y para elaborar tu lista puedes buscar en el registro civil o en los típicos calendarios. El primero, cada año pone a disposición los nombres más comunes, tanto de niño como de niña. Y el segundo, cuenta con los tradicionales nombres católicos, los cuales celebran santo un día en el año.

Y si quieres buscar algo más fuera de lo común, puedes ir a listas de otros países o bien, buscar en nuestras raíces, como por ejemplo, nombres de origen Mapuche. Recuerda siempre, que la idea es disfrutar de ésta búsqueda. Y una vez seleccionado el nombre de tu retoño, puedes enmarcar el listado de los 10 y dejarla como un tierno recuerdo y quien sabe si la vuelvas a usar con un segundo o tercer hijo.

Ceremonia pre parto:

Entrado el último trimestre del embarazo, la gran mayoría de las futuras mamás, celebra los ya tradicionales “Baby Shower”, lo que a mí parecer, es una excelente idea porque, además de pasarlo bien y comer cositas ricas, los papás tienen la posibilidad de ahorrar algo de dinero y planificarse incluso, gracias a la cantidad de regalos que reciben.

Sin embargo, existe una ceremonia llamada “Blessingway” y que, a pesar de no ser tan popular como la primera, puede llegar a ser un recuerdo hermoso, que te hará sentir plena, en paz y rodeada de amor. Es algo más espiritual que comercial. Se trata de bendecir a la madre y su hijo.

En la instancia se pacta un compromiso de acompañar a la mujer espiritualmente hasta el momento del parto, con el objetivo de que se sienta fortalecida y en compañía. Sin duda, es una bella experiencia donde también se reciben regalos y se generan hermosos lazos de amistad y hermandad.

Y lo más importante, es una dulce ceremonia donde se honra a la futura madre.(Si quieres saber más, puedes leer mi columna sobre el “Blessigway”, basada en mi propia experiencia).

Sea cual sea tu elección y más allá de las cosas materiales que puedas recibir, te recomiendo no quedarte sin tu merecida celebración. Tener la instancia de rodearte de tus más cercanos, te hará sentir dichosa, empoderada y fortalecida para enfrentar la última etapa de tu embarazo y posterior llegada al mundo de tu bebé.

Ya sabes, tienes muchas cosas por hacer y ¡el tiempo vuela! Así que disfruta, sueña y atesora cada etapa de tu embarazo.

Cuatro ideas para realizar y disfrutar en tu embarazo
5 (100%) 2 votes