Existen miles de motivos y circunstancias para realizar un destete.
Para mi la lactancia al principio fue difícil, llore y trabaje duro para lograr el acople con la baja de leche que nadie te explica antes de ser mamá. Luego me enamore de ella era maravillosa la conexión con mi hija, era la solución para todo jaaja, tenia sueño: pechito, tenia hambre: pechito, se caía: pechito fuera donde fuera.
Temía que al dejar de darle pecho se me acabara la formula mágica. Pero no fue así ahora tenemos la misma conexión pero de forma diferente 🙂
Asi que si estas pensando destetar a tu hijo no te asustes, lo importante es que sea un destete respetado, paulatino y consciente, tanto para la madre como para el hijo.
Muchas nos sentimos culpables y sumamente responsables por querer darles el mayor tiempo posible leche materna a nuestros bebés sobre todo en bebés que sufren alergia alimentaria.
Mis más grandes admiraciones para esas mamás que luchan es batalla.
En mi caso el destete lo hice al año y dos meses de mi hija cuando supe q esperaba trillizos y estaba bajando de peso full, estaba cansada no tenía energías y debía volver a trabajar.
Todo eso se junto y decidí intentar quitarle la pechuga a mi hija paulatinamente y respetando su separación para que no fuera ni traumático ni doloroso. Y resulta que nos fue bastante bien.
Si te encuentras en una situación que no está siendo cómoda o solamente tú sabes las razones, no te sientas culpable pero trata de hacerlo lo más ameno posible.
Primero empieza por el día, cada vez que les des pecho empieza a dejar más tiempo entre una toma y otra, si tu hijo y come, será mucho más fácil. Yo empecé antes de entrar a trabajar entonces le daba en la mañana y cuando volvía del trabajo así empecé un par de semanas.
Tu cuerpo empieza a fabricar menos cantidad de leche a medida que tu hijo toma menos. Ya una vez que funciona la rutina de menos tomas en el día. Nadie más que tú debe saber si tu hijo está preparado para el destete nocturno que siempre es el que más cuesta.
Debo destacar que este proceso es súper agotador en las noches porque tienes que darle mucho amor a tu hijo, cariños y mimos, levantarte una y mil veces para contenerlo y formar la rutina del destete.
Mi esposo me ayudo mucho con el destete nocturno porque cuando mi hija despertaba, nos turnábamos para que ella no sintiera todas las veces el olor de mi leche y así fue hasta que durmió toda la noche, fue difícil yo me sentía muy cansada y creo que fue el tiempo necesario para nosotras.
Ella no sufrió cada vez que me pedía yo le volvía a dar, hasta que dejo de hacerlo y se acostumbro a la mamadera sin problemas.
Esto es sumamente personal e individual para cada mamá pero siempre habrá gente que te va a criticar porque aún le das pecho o porque ya no le das, o porque nunca le diste así que sigan lo que su instinto de madre les diga porque la gente siempre hablará y nadie tiene porque venir a opinar sobre cómo crías a tu hijo.
Destete Consciente
5 (100%) 1 vote