¿En qué semana sabrás el sexo de tu bebé?

Cuándo sabrás el sexto de tu bebé

Es posible que lleves meses pensando en nombres. Probablemente en este momento aún no tengas uno decidido. Es difícil definirlo sin verle la carita y aclarar cuál le va mejor. Pero esta semana al menos podrás saber si es niño o niña y la lista de opciones podrá reducirse a la mitad.

Una pista: estás en la mitad del camino. Después de una larga espera, podrás empezar a hablar de esa personita dentro de tu panza con nombre y apellido.

Eso que arrancó como una idea, cada día se siente más real en tu panza, y en la semana 20 tendrás la oportunidad de decidir si será Martina, Sofía, Lucas o Martín. El nombre empezará a darle personalidad, ayudará a que dejes de sentir que llevas un ser extraño en la barriga.

Ya en la mitad del embarazo, verás todos los días cómo crece el bebé. En ese proceso de crecimiento, será clave el consumo de hierro, que se encuentra en las carnes rojas, los productos de soya, las uvas pasas y los vegetales. En esta semana y las que vienen, te darás cuenta de que tus uñas se endurecen y tu pelo se vuelve más fuerte y grueso. Puede que, incluso, lo veas crecer en lugares donde antes no existía. No te asustes, es completamente normal y desaparecerá después del parto.

Vale la pena tener en cuenta, no obstante, que algunas mujeres sí cuentan que la textura de su pelo cambió para siempre después del embarazo.

A medida que crece la panza, es posible que tengas más problemas para dormir, principalmente porque será más difícil encontrar una posición cómoda. No tengas de miedo de moverte todo lo que sea necesario hasta dar con la ubicación perfecta; al final, siempre se encuentra y sentirás un alivio que se parece mucho a la felicidad. Como transportas dos cuerpos va a ser muy importante que puedas descansar.

Como tu útero también se expande, puede que sientas presión en tus pulmones y falta de aliento. Trata de mantenerte activa, eso ayudará a que oxigenes tu cuerpo y el del bebé.

Cómo está el bebé en la semana 20

Si la bebé es una niña, ya tiene siete millones de huevos en sus ovarios. Si es un niño, sus testículos están descendiendo de su abdomen. Por estos días sigue en prácticas de respiración, inhalando líquido amniótico. En su cara, se ven con mayor claridad sus labios, sus pestañas y sus cejas. A partir de este momento, el médico ya no lo mide de la cabeza a la cola, sino de la cabeza a los pies, ya que se ha estirado y ya no está apretujado como una ranita.

Aun no tiene Votaciones

Te gusto?