Desde los 7 a los 11 años de edad, tu hijo está viviendo la tercera etapa de la Teoría de Piaget. Ya te contamos cómo se debe desarrollar un bebé hasta los 2 años, y si tu hijo de 2 a 6 años se está desarrollando de acuerdo a su edad. Ahora descubre lo que debes hacer para que tu hijo se siga desarrollando con normalidad después de los 7 años.

En este penúltimo estadio de la Teoría de Piaget, los niños empezarán a utilizar un pensamiento lógico sólo en situaciones concretas. En este periodo pueden realizar tareas en un nivel más complejo utilizando la lógica, así como realizar operaciones de matemáticas.

Sin embargo, aunque hayan hecho un gran avance con respecto al periodo pre-lógico, en este periodo del desarrollo cognitivo pueden aplicar la lógica con ciertas limitaciones: Siempre les resulta más fácil hacerlo con operaciones concretas, es decir aquí y ahora.

Lo anterior se debe a que todavía no utilizan el pensamiento abstracto. Es decir, aún es complicado para los niños de esta edad aplicar conocimientos sobre algún tema que desconocen o que no pueden apreciar con sus sentidos.

Lo que podemos hacer para favorecer el desarrollo cognitivo en el periodo concreto (de 7 a 11 años)

-Ayuda a potenciar su pensamiento reversible, por medio de ejercicios que pueden ayudar a desarrollar su capacidad lógica y de razonamiento. Por ejemplo preguntar cuál es el resultado de sumar dos números. Si el resultado es 8, podemos plantear la cuestión de forma inversa y pedir que nos ayuden a encontrar dos números que sumen 8.

El pensamiento reversible se puede ejercitar casi en cualquier situación de la vida cotidiana. Por ejemplo, cuando estás en el supermercado y estimas el precio de lo que te va a costar la compra. O cuando lo haces a la inversa, y estimas cuánto deben costar cada alimento que has comprado para que te llegue con el dinero que llevas encima. Esto es importante para el manejo de números y matemáticas, pero también para el desarrollo de su vida adulta.

-Pídele que te ayude a resolver cuestiones y se plantee interrogantes: Por ejemplo, puedes preguntarle “¿Cómo ayudarías a que un animal perdido encuentre a su dueño?” “¿Cómo logramos que la comida no se quede fría?” “¿Cómo vamos a casa de la abuela si el auto está en el taller?”

-Ayúdale a comprender las relaciones entre los fenómenos que suceden en la naturaleza o vida social, así potencias su capacidad de razonamiento. Preguntas como “¿Por qué crees que tu abuelo puede ponerse triste si no vamos a visitarle?” “¿Qué crees que pasará si este invierno no llueve nada?” son útiles para eso.

La Teoría de Piaget, además de explicar las diferentes etapas de desarrollo en los niños de una forma muy completa, también describe la magia de los niños, con su pensamiento egocéntrico, su curiosidad por el mundo que les rodea y su inocencia, y esto nos podría hacer reflexionar que somos los adultos los que debemos aprender a comprender a los niños, a apoyarlos, a estimularlos y a disfrutar de ellos en cada etapa.

Niños de 7 a 11 años: qué hacer para favorecer su desarrollo
Te gusto Recuerda votar