Los hijos de inmigrantes ilegales que cruzan la frontera desde México hacia Estados Unidos son separados de sus padres y transferidos a refugios del gobierno mientras su situación se resuelve.

La política de “tolerancia cero” a la inmigración ilegal del gobierno de Estados Unidos, que comenzó a regir en mayo, ha separado a más de 2.300 hijos de inmigrantes de sus padres, cuando estos cruzan ilegalmente la frontera de México hacia Estados Unidos, la mayoría de ellos desde Centroamérica.

Periodistas que visitaron el centro de detención de inmigrantes “Úrsula”, en Texas, aseguran que vieron a niños dentro de una estancia rodeada de rejas, como una jaula. Las autoridades dicen que no separan de sus padres a los niños menores de 5 años.

La instalación de Texas se conoce como Úrsula, por el nombre de la calle donde se encuentra, aunque los inmigrantes la llaman “La Perrera”, en referencia a las jaulas allí instaladas y que, además de inmigrantes adultos, ahora son utilizadas para albergar a niños separados de sus padres tras intentar cruzar ilegalmente la frontera.

La Academia Estadounidense de Pediatría advirtió que “las experiencias altamente estresantes, incluida la separación familiar, pueden causar un daño irreparable al desarrollo de por vida al alterar la arquitectura cerebral de un niño”.

¿Por qué separan a los niños?

El gobierno de Donald Trump busca impedir que los inmigrantes sigan cruzando ilegalmente la frontera, bajo lo que llama la política de “tolerancia cero”.

La separación de los niños inmigrantes de sus padres es el resultado de la detención de los adultos al tratar de cruzar ilegalmente. Aunque lleguen pidiendo asilo, son procesados por el delito de entrar de manera ilegal. Son llevados a cárceles federales, donde no puede haber niños. Por eso al ser detenidos, los niños tienen que ir bajo la custodia de las autoridades.

La realidad es que terminan separados de sus familias, sin saber dónde van a parar sus padres, y sin un plazo claro de cuándo podrán volver a reunirse. Muchos hablan de que la medida es indefinida, al no conocerse el periodo de tiempo en que los padres serán juzgados.

Antes, se procuraba buscar familiares de los niños viviendo en EE.UU. o se los mantenía junto a sus madres.

¿Qué pasará ahora?

Tras hacerse públicas las fotos de las jaulas donde el gobierno de Estados Unidos encierra a los niños y adultos indocumentados, el presidente del país norteamericano, Donald Trump, firmó esta tarde un decreto que ordena detener la separación de los niños inmigrantes de sus padres cuando estos son detenidos en la frontera sur.

“No me gustó ver a las familias separadas”, dijo Trump en la ceremonia de firma del decreto, después de anunciar más temprano, en un dramático cambio en su discurso, que iba a poner fin a esta controvertida práctica que separa a los niños inmigrantes de sus padres.

Niños inmigrantes encerrados en jaulas en Estados Unidos
Te gusto Recuerda votar