Siento que en mi generación, estaba muy generalizado el estilo de crianza ¡No toques eso!. Las casas eran un espacio de adultos, donde todo se quebraba y con suerte podíamos saltar en un pie sin que nos sermonearan.

Hoy en día, me alegra cada vez mas descubrir que las casas e incluso los departamentos, son cada vez mas amigables con nuestros niños y niñas. Esto no quiere decir que no tengan límites, que puedan romperlo todo o que van a ser asesinos en serie porque les enseño a usar cuchillos de mantequilla, pero hay fáciles tips para adaptar nuestros hogares a nuestros mini corazones y así todos podamos pasarlo mejor.

  • Piensa en todas las cosas peligrosas que por ningún motivo pueden estar al alcance de los niños, me refiero a productos de limpieza (cloro, detergente, alcohol, etc.), objetos pequeños (botones, anillos, mondadientes, agujas, monedas, etc.), artículos eléctricos, enchufes, estufas, etc. Ante estos items no hay discusión, debemos mantenerlos lejos de su alcance, sin embargo a pesar de esto, podemos irles enseñando de a poco el peligro que esto conlleva para ellos, por ejemplo explicando que hay cosas que no se comen porque les hace doler la guatita, quemar, pinchar, etc.
  • Has una inspección visual de tu hogar y retira todo lo que se rompe que quieres cuidar.
¡No toques eso!
Te gusto Recuerda votar