Muchos son los padres de hoy en día que buscan nuevos métodos educativos para sus hijos. El método Lefebre Lever es uno de ellos. Acá te contamos de qué se trata.

El método de enseñanza Lefebre Lever, utilizado por las escuelas que llevan el nombre “Libre y feliz” es un camino educativo alternativo (educación no formal) a la educación tradicional. Fue creado en el año 2012 por la profesora chilena María Verónica Rodríguez Gutiérrez, nieta de la periodista y escritora chilena María Lefebre Lever. En este modelo educacional no existen las notas, no se califica ni se entregan premios según rendimiento.

¿Cómo evalúan a los alumnos entonces? Según explica la página web de este método de enseñanza, “el Proyecto Educativo Lefebre Lever es una propuesta metodológica que tiene por objetivo transformar los espacios educativos en lugares de convivencia bien tratante por donde transiten los contenidos curriculares a través de experiencias significativas y esperanzadoras”. En él “se evalúa por vídeos y/o por observación directa”, pues la idea es que los niños y niñas “alcancen altos niveles de comprensión lectora y sentido crítico”.

Aseguran que sus rutinas de enseñanza “están enmarcadas en el Método Lefebre Lever respetando el marco de  la legislación chilena y la obligatoriedad de la educación de nuestros niños/as y jóvenes en los tres niveles de enseñanza: prebásica, básica y media”.

En las “escuelitas Libres y Felices”, nombre que llevan las escuelas adscritas a este método, “los profesionales que trabajan y comparten estos espacios, son diplomados/as en Metodología Lefebre Lever y entrenados para abordar la educación de una manera transformadora y con sentido humano pacifista”, informan en el sitio.

La esperanza de esta metodología didáctica creada por la profesora chilena María Verónica Rodríguez Gutiérrez está enfocada en que los niños y niñas “desarrollen personalidades críticas, analíticas, filosóficas, creativas, alegres, propositivas, solidarias y responsables con ellos/as mismos/as y con el entorno en el cual conviven”, dicen.

¿Las escuelas “libres y felices” están reconocidos por el Ministerio de Educación?

Según afirman en su sitio, sus estudiantes “rinden exámenes libres cada año en colegios y escuelas escogidos por el Ministerio de Educación de Chile, en cumplimiento a la legislación chilena (Ley General de Educación y decreto 2.272). De esta manera pasan de curso en la modalidad de Educación No Formal”.

Eso sí, explican, “el Método Lefebre Lever puede ser aplicado tanto en la educación tradicional (colegios con registro en el Ministerio de Educación) como en la Educación No Formal (escuelas alternativas)”.

Seis pilares

Los valores en los que se funda esta novedosa metodología son seis:

1. Co-crianza: apego en contextos educativos.

2. Respeto a la biología: conocer su cuerpo y sus emociones.

3. Neurociencias: desarrollar el cerebro y las emociones.

4. Investigación: desarrollo científico.

5. Filosofía: pensamiento crítico y reflexivo.

6. Terapias Complementarias: no hay educación sin emoción.

 

 

 

Qué es el método Lefebre Lever: la escuela “libre y feliz”
Te gusto Recuerda votar