Una nueva tendencia: tejer pulpos a crochet para bebés prematuros

pulpo a crochet
imagen: prima.co.uk

Que un bebé nazca antes de las 37 semanas de gestación ya lo convierte en un bebé prematuro. Obviamente hay matices dependiendo de cuan antes nazca y mientras más pequeño sea, más cuidados requiere para llegar a un desarrollo óptimo.

Hay muchas opciones para estimular el desarrollo de los bebés prematuros, la mayoría de ellas médicas, como por ejemplo el uso de la incubadora. Lo que se debe lograr es replicar las condiciones que el bebé tenía dentro del útero, lo cual no deja de ser una tarea difícil pues el bebé antes de nacer se encuentra en un medio acuoso y conectado a su madre todo el tiempo.

Sin embargo, hay una práctica que hoy está siendo tendencia en el mundo y que queremos compartir con ustedes, ya que sin duda les puede servir si están pasando por una situación así o si conocen a algún bebé que haya nacido prematuro. Obviamente es un complemento a todos los cuidados y tratamientos a los que debe someter a un bebé prematuro.

Se trata de los famosos pulpos a crochet. Muchas unidades neonatales están pidiendo a las personas que quieran colaborar, que tejan pulpos a crochet para los bebés prematuros. ¿La razón? tiene mucho sentido!

Lo que ocurre es que durante el embarazo, el sentido del tacto del feto con lo único que interactúa es con el cordón umbilical, y de hecho se aferra a él. Esto es justamente lo que pretenden replicar los tentáculos del pulpo a crochet. La idea es dejarle al bebé a mano un pulpo para devolverse esa sensación de tocar y agarrar el cordón umbilical, y que por ende, se sienta más a gusto.

Esta práctica ha funcionado tan bien, que incluso en países como Dinamarca existe una fundación llamada “Spruttengruppen”, que recibe pulpos hechos a crochet con el objetivo de repartirlos entre los bebés nacidos prematuros.

Lo único que debes tener en cuenta si quieres tejer uno, es que sus tentáculos no superen los 22 centímetros de largo, esto para evitar accidentes.

5/5 (1)

Te gusto?